‘About time’: el manual inglés de la comedia romántica

about-time

Sabía que era un buen momento para el chiste de Mistetas – Fuente: unionfilms.org

Siempre imbuidos del espíritu emprendedor y aventurero de los grandes hombres de negocios, en The Reservoir Bloggers no dudamos ni un segundo a la hora de ampliar plantilla en vistas a diversificar la naturaleza de nuestros contenidos. Así que, a contracorriente con lo que sucede en el negocio de la comunicación en España, en tres meses nuestro número de empleados ha crecido más de un 83 %. De nada, Rajoy. De este modo, con el Señor Nota nos acercamos a la serie B, el cine independiente y demás rayadas, con el Señor Camisas pensamos en la música a corto plazo y, finalmente, con las Señoras Lisa, Animal y Diva pretendíamos, digamos, feminizar un poco el campo de nabos que era el blog. Bueno, eso, que escribieran sobre películas para chicas. Pero casi un mes después de su contratación, ni rastro aún por aquí de Sexo en Nueva York, Crepúsculo, Barbie o cualquier otra cosa de esas. Me tocará a mí, pues, empezar a dulcificar esto.

Sigue leyendo

Anuncios

‘Kill Bill’, o como ajustar cuentas a golpe de katana

independentcouk

En vistas al panorama de la cartelera últimamente -inviable- y con motivo del reciente quincuagésimo tercer cumpleaños (no, no voy a hablaros de los Juegos del Hambre) de Quentin Tarantino, hoy toca hablar de un clásico del cine de la mano del director norteamericano. Un clásico de la talla de Kill Bill. Y sí, atreverse a escribir sobre una película como Kill Bill comporta adentrarse en un terreno delicado. ¿La razón? Es una de esas películas que suscitan amor u odio en el espectador, y que (generalmente) no acepta puntos intermedios ni medias tintas. En mi caso en particular, y a pesar de la horda de detractores con la que cuenta el film, la película me parece excepcional. Y cuándo digo excepcional me estoy refieriendo al sentido más explícito y literal de la palabra, Kill Bill consitutye una clara excepción al cine al que estamos acostumbrados. Es más, representa una cambio sustancial en el cine del propio Tarantino.

Sigue leyendo

Cuando el refrito sabe a mierda

divergente_3_banner_2_1200x513

Alguien que no es Jennifer Lawrence y James Franco Theo James, en el cartel promocional de la película – Fuente: eonefilms.com

Con dos meses y medio -¿YA?- transcurridos de este 2016, el ritmo de estrenos empieza a decaer, aunque no tardará en retomar el vuelo de cara al mercado estival. Si echamos un vistazo a la cartelera veremos, sin embargo, que una gran cantidad de las películas son bien secuelas de películas de éxito, bien reboots de películas antiguas, bien la enésima entrega dentro del universo cinematográfico de la Marvel -que en general molan, no vamos a negarlo-. Tal y como lo denominó el Señor Azul en su primera etapa aquí, la segunda edad de oro en el estado de California, con el foco en Hollywood, ha hecho que el panorama cinematográfico se llene de torpes producciones en busca de su trozo de pastel. Sigue leyendo

‘La verdad duele’, Will Smith vs NFL

concussion-trailer-willsmith-030915

Dejando a un lado la traducción del título – a lo que ya comienzo a estar acostumbrado gracias a los traductores españoles – voy a comenzar con la sinopsis de la última obra de Peter Landesman, basada en el artículo de la periodista Jeanne Marie Laskas, “La verdad duele”. La historia arranca con la presentación del neuropatólogo nigeriano Bennet Omalu – interpretado por Will Smith – quien trabaja en la clínica forense de Allegheny (Pensilvania) y un día ha de hacer la autopsia a uno de los jugadores de fútbol americano más queridos de Pittsburgh, Mike Webster. A partir de este momento, las autopsias se suceden en jugadores aparentemente sanos con síntomas similares y, ahí, es cuando el Doctor Omalu comenzará su investigación. Sigue leyendo

‘Creed’: apetitosa ensalada de hostias

creed.jpg

Para qué lo vamos a negar: nos mola ver pegarse a otra gente. La historia demuestra que la humanidad ha considerado desde siempre, por alguna extraña razón psicológica, cualquier pelea como una exhibición. No hace falta remontarse hasta la cultura romana, paradigma del combate hecho espectáculo de masas. Basta visitar cualquier patio de colegio o instituto un día cualquiera de un mes cualquiera, para ver cuánto nos gusta una buena pelea. Al menos cuando el arriba firmante iba aún al instituto, en la época del apogeo de ‘Pressing Catch’ en Cuatro, las peleas de los patios constituían acontecimientos únicos, eventos que se comentaban durante días y que luego recordábanse con nostalgia. Durante el combate, nadie se preocupaba en separar a los contendientes, ni siquiera sus mejores amigos. Los alumnos se limitaban a observar, incluso incentivar la pelea, hasta que el profesor de turno, recibido con un unísono “ooooh…”, llegaba para poner paz y separar a los luchadores.

Sigue leyendo

‘El puente de los espías’: Guerra Fría para toda la familia

tommy worried

Uno de los aspectos que siempre he admirado del cine es su capacidad para sacar de lo peor del ser humano obras de enorme valor artístico. La guerra, cualquiera a lo largo de la historia, es uno de los temas más prolíficos a la hora de inspirar obras cinematográficas. Y, por supuesto, los innumerables frentes que abrió la Guerra Fría a lo largo del globo han dado para otra innumerable cantidad de películas que de una u otra forma tocan el tema. Desde la inocente mirada de un niño en El gigante de hierro hasta el prisma periodístico de Buenas noches y buena suerte, pasando por Sean Connery a La caza del Octubre Rojo y el sano cachondeo del Dr. Strangelove -me niego a usar la rimbombante adaptación del título al castellano-.

Sigue leyendo

‘El show de Truman’ y la tele de hoy en día

show de truman

Confieso, aunque esto pueda acarrear mi inmediata expulsión del blog, que vi entera la primera edición de Gran Hermano. Aunque a mi favor debo decir que por aquel entonces no me enteraba de mucho de lo que veía en pantalla, más allá de Toy Story o Rugrats: Aventuras en pañales. Corría el año 2000, yo contaba solo con cuatro veranos y no tenía poder alguno sobre el mando de la televisión de casa -de hecho, se me niega ese privilegio aún hoy-. Mis padres no se caracterizan precisamente por ser fieles seguidores de ese tipo de programas, pero el caso es que, por nuevo, decidieron darle una oportunidad a un formato que acababa de aterrizar en España. Tras el abrumador éxito en Holanda en su primera temporada, Telecinco compró la idea y la trajo a España un año después. El resto es historia viva de la televisión en España: 16 ediciones, multitud de concursantes, versiones VIP y decenas de miles de euros gastados en mandar SMS para salvar al favorito.

Sigue leyendo

‘El gran Hotel Budapest’ parece sacado de un manual de buenos modales

the_grand_budapest_hotel___art_deco_by_dp_baez-d7ozsxz

“Se trata de un error gravemente extendido: La gente cree que la imaginación del escritor siempre trabaja, que inventa constantemente una infinidad de incidentes y episodios, que simplemente sueña sus historias de la nada. La realidad es que sucede lo contrario. Cuando el público sabe que eres escritor ellos te proporcionan personajes y hechos. Siempre que conserves la capacidad de observar y escuchar con atención, las historias continuarán”. Sigue leyendo

Cuñados y ‘1984’

big brother.jpg

El cuñadismo cotiza al alza. Sobre los hombros de esa mítica y entrañable figura, la magia de Internet y el cachondeo popular han elaborado uno de los memes de andar por casa más graciosos de los últimos años. ¿Y quién es este?. El cuñado no es fácil de describir, pero sí de identificar. Aquel que tira de los tópicos más trillados para amenizar las sobremesas de las comidas familiares y de amigos y hablar de todo sin saber de nada. El año pasado fue virólogo del ébola, y por supuesto vio años antes el fraude que era la gripe aviar. Hace una semana se destapó como experto en relaciones políticas internacionales tras los atentados de París, y durante el clásico del sábado te sorprendió al revelarse un magnífico entrenador de fútbol. Es progresista, pero ve en Podemos claros vestigios del comunismo que, según sus fuentes, mató a más de 100.000 millones de personas, por lo que votará a Rivera en las próximas elecciones, que es un tío que habla inglés. ¿Quién no ha distinguido ya a uno o varios conocidos?

Sigue leyendo

‘Inside Out’: El mundo patas arriba

cambio

Pixar se hace mayor ante nosotros y yo aún no sé si comenzar esta crítica apelando a Alegría o a Tristeza… Estoy confuso. Nunca pensé que una película de dibujos animados sobre sentimientos hiciese que los ‘personajes’ de mi mente me presentaran tantas sensaciones a la vez. Alegría mostraría mi satisfacción por ver esta gran obra; pero a la vez, Tristeza mostraría mi desilusión por no poder volver a verla como la primera vez. Sigue leyendo